quiste ganglionar

5 remedios para quistes de ganglios

Last updated:

Un quiste ganglionar es en realidad una protuberancia que rodea o bolsa bastante pequeño lleno de líquido esvolumen y pegajoso. El ganglión aparece con mayor frecuencia en los tendones o articulaciones, y puede tener diferentes tamaños, desde muy pequeño a una pulgada de diámetro. Los quistes de ganglio ocurren con mayor frecuencia en los tendones y articulaciones situadas en los dedos, las muñecas, los tobillos y las plantas de los pies.

Los síntomas de quiste ganglionar Los síntomas más comunes del quiste ganglionar son el dolor y el malestar acompañado de sensación de ardor y picazón, calambres musculares y entumecimiento en la zona afectada. Estos quistes pueden ser firme o suave, dependiendo de su tamaño.

Hay que decir que hay algunos quistes ganglionares que se pueden tratar con medicamentos farmacéuticos regulares y remedios caseros, pero hay algunos casos en los que la extirpación quirúrgica es la única solución lógica y permanente.

LOS Recetas tradicionales PARA LOS QUISTES GANGLIONARES

Antes de elegir quitar el quiste ganglionar de manera quirúrgica, puede intentar algunos remedios naturales. Aquí están algunos remedios caseros naturales que pueden ayudar a deshacerse de los quistes ganglionares.

1. BOLSAS DE TÉ NEGRO

El té negro es de naturaleza ácida y ayuda en la sanación de los quistes ganglionares. Por otra parte, se puede detener su crecimiento y molestias.

El té negro se sabe que tiene efectos antiinflamatorios fuertes, lo que significa que también tiene la capacidad para aliviar el dolor y la hinchazón. Si decide utilizar el té negro, primero es necesario para absorber una bolsa de té negro en un poco de agua hervida durante casi cinco minutos.

A continuación, sacar la bolsa, exprimir bien y colocarla directamente sobre la zona problemática, mientras que la bolsa está todavía húmedo y cálido. Deje que la bolsa permanezca encendido durante unos diez minutos. Repita este tres a cuatro veces al día durante al menos tres días.

2. ACEITE DE INCIENSO

Esto es bien conocido que el aceite es un potente astringente y se ha confirmado para ser eficiente cuando se trata de la reducción del tamaño de los quistes ganglionares y la protección del cuerpo de su recurrente. Este aceite también puede aliviar el dolor. Si decide utilizar aceite de incienso, aplique dos o tres gotas de la misma directamente en el quiste, y cubrir el área con un vendaje limpio y suave.

Repetir este tratamiento todos los días. Es importante que utilice un nuevo vendaje limpio cada vez que se hace este procedimiento. Continuar el tratamiento hasta que vea una recomendablea, e incluso después de que, debido a la realización del proceso de una o dos semanas después de que los quistes se ha vuelto completamente detendrá su repetición.

3. ALOE VERA

Todo el mundo sabe cómo Aloe Vera es beneficiosa y que tiene excelentes efectos anti-inflamatorios. Aloe Vera también se puede utilizar para el tratamiento de quistes ganglionares. Esta planta es beneficioso, ya que reduce el dolor y la hinchazón. Para iniciar el proceso de tratamiento, extraer el gel de las hojas de la planta de aloe vera y aplicarlo sobre la zona problemática. Deje el trabajo de gel durante unos veinte minutos y luego lávelo con agua tibia. Repita esto dos o tres veces al día durante al menos tres días.

4. ACEITE DE ÁRNICA

Este recurso tiene efectos antiinflamatorios fuertes y puede aliviar la hinchazón, el dolor y la inflamación. aceite de árnica puede regenerar el flujo de sangre, y por lo tanto acelerar el proceso de sanación. Comience mezclando árnica y de coco o aceite de oliva (relación 1: 1).

A continuación, aplicar esta mezcla directamente en el quiste, frotando suavemente. A continuación, poner un vendaje en la zona afectada. Debe repetir este procedimiento dos o tres veces al día durante al menos tres días. No se olvide que en caso de tener la piel sensible, se puede sentir algo de molestia ya que este aceite es muy fuerte. En caso de que vea algún tipo de reacción en la piel, no realice este procedimiento.

5. LA SAL DE EPSOM

Este ingrediente tiene numerosos usos, siendo uno de ellos la sanación y la reducción de los quistes ganglionares en cuestión de días. sal de Epsom tiene la capacidad de aliviar la inflamación y el dolor asociado a este problema de bienestar. Usted sólo debe verter una cucharada de sal de Epsom en dos tazas de agua tibia y el único recurso que se hace.

A continuación, sumerja el quiste ganglionar en esta solución y mantenerlo allí durante media hora. Repita este procedimiento todos los días durante al menos cuatro días.

Si quiere reducir el dolor y la inflamación relacionada con los quistes ganglionares, comer más alimento que tiene efectos anti-inflamatorios, incluyendo la cúrcuma, el jengibre, y el salmón. Si nota que el quiste ha aumentado de tamaño o si el dolor que causa no desaparece y se vuelve más y más intenso, se debe ir a ver a su médico.