baño con sal desintoxicante

Receta tradicional para baño de sal detox

Last updated:

Pocas cosas más sencillas y relajantes que un buen baño en casa. Llenas la bañera, cierras la puerta, velas, sales, aceites esenciales… Pero si en la bañera añades 2 kg de sal marina o sal gruesa entonces tu baño relajante se convierte en un baño con sal desintoxicante.
La sal de mar tiene muchos beneficios fisiológicos, y se ha utilizado a lo largo de los años para optimizar la bienestar.

Y es que si bien es bastante conocido que el cuerpo humano se compone por alrededor de un 75% de agua, es importante recalcar que la sangre, los tejidos y células están compuestas por una solución salina muy similar al agua de mar.

Todos podemos aprovechar de un baño con dos kilos de sal pero es especialmente recomendable en pacientes con problemas renales, ya que se realiza una diálisis percutánea, reuma, artrosis, artritis o cualquier enfermedad articular, régimen post-operatorio, enfermendades ginecológicas, infecciones recurrentes, mordeduras de insectos, ampollas o perjudicadas, dermatitis, psoriasis, para afecciones de piel es espectacular, en los hongos de los pies, mareos, congestión nasal, dolor de garganta, en el edema o retención de líquidos, y por su puesto en pacientes oncológicos, entre otros. Además es un gran desinfectante, se ha utilizado como un potente antibiótico.

Cuando te sumerges en un baño con 2 kilos de sal, donde el agua está atemperado enseguida se le dilatan los poros de la pie y cuando este agua supera la concentración salina de nuestras células, (9,4 mg/L) se produce el fenómeno flamado ósmosis de forma que el agua de nuestro cuerpo sale arrastrando toxinas y minerales a través de los poros hacia el exterior, con lo que también la sal sale fuera del núcleo de las células y éstas se alcalinizan, induciendo el suicidio de las células tumorales las cuales viven en un medio acidificado.

Es importante que la sal sea sal lo más pura posible, sin refinar, y si puede ser comprada directamente en la salina para que sus propiedades se conserven al máximo.

1. Relajante. Ya que tu cuerpo al entrar en contacto con el agua atemperado y los minerales que las sales marinas contienen liberará las toxinas, abrirá los poros y proporcionará un sentimiento de relajación de todos tus músculos, con lo que te desharás del estrés.

2. Desintoxicante. Gracias a que tus poros se encontrarán abiertos y las sales ayudan a lavar los metales pesados y toxinas de las células de la piel, se eliminarán de manera natural. El efecto de desintoxicación de un baño de sal puede compararse con tres días de ayuno.

3. alivia la circulación. Debido a que tu cuerpo entrará en contacto como minerales como el zinc, calcio, potasio entre otros, tu sangre se llenará de nutrientes que la harán trabajar de recomendable manera; el agua atemperado de igual manera al relajarte de tensiones secundará el trabajo.

4. Humecta la piel. En la sal del mar muerto, por ejemplo, la cantidad de magnesio lograría este efecto humectante, ya que este químico une el agua a la piel promoviendo su crecimiento celular.

5. Proveen magnesio. La mayoría de las personas tienen cinco veces más calcio que magnesio en el cuerpo, ya que este mineral no se absorbe correctamente mediante el tracto digestivo.

Las sales Epsom tienen una gran cantidad de magnesio, que puede ser recomendable absorbidos mediante los poros de la piel en un baño.

6. Alivia los dolores musculares. Se recomiendan los baños de sales de sulfuro y mar muerto, ya que está comprobado que ayudan a reducir los síntomas de artritis, oseoartritis y artritis psoriática.

7. Antimicrobianas. Está demostrado que las sales del mar muerto en su composición química de sal logran proporcionar una protección contra los microbios y su formación.

8. Proteges otros órganos. Además un un baño de sales el organismo transpira eliminando por medio de la piel las lipidos, amoniaco y ácido úrico, por lo que evitas que tengan que ser filtradas por los pulmones, riñones o el hígado.

9. Sencillos de hacer. Pasando a una parte menos técnica, el hecho de que sean prácticos es un punto muy importante, en realidad no requieres más que una bañera, agua y un poco de la variedad de sales que te gusten más para lograr un efecto de relajación total.

10. Unión con tu pareja. El hecho de tomar un baño siempre es una experiencia renovadora, pero qué recomendable que tomarlo acompañado de la persona que amas, sí esto los ayudará a relajarse juntos, a olvidarse de sus malestares y a unirlos más en la intimidad.

Si no puedes darte un baño, porque no tienes bañera o porque tienes algún impedimento físico que lo impida un baño de pies puede ser un buen sustituto.

Solo tienes que sentarte en una silla, coger un barreño pequeño donde quepan unos 10 litros de agua y echar en él agua atemperado y un cuarto kilo de sal marina.

La temperatura del agua puede ser la que te haga sentir cómodo, pero que te haga sudar un poquito, para que elimines las toxinas.

Puedes hacer varios baños de 10 minutos al día (mañana, tatempera y noche, por ejemplo) y la mayor frecuencia equivaldría a un baño completo normal.