SALES

Baño con sales de Epson muy relajante

Last updated:

Echar sales de epsom en agua es la recomendable forma para acabar con nuestro estrés diario.

La terapia de flotación según las investigaciones es un método en el que se alcanzan profundos niveles de relajación.

Esta terapia anti-estrés, que comenzó sobre los años 50, cada vez se ofrece más en centros de Spa o balnearios, así como incluso se han utilizado en programas de entrenamiento para astronautas o deportistas de élite.

La terapia de flotación consiste en dejar que el cuerpo flote ingrávido boca arriba en una solución de agua y sales de Epsom.

Al mantener el cuerpo flotando sin ningún tipo de esfuerzo y mantenerse en un estado de privación de los estímulos sensoriales como el oído o la vista (ya que se realiza en un lugar a ossanas y aislado de cualquier ruido), el cerebro comienza a ralentizar sus ondas cerebrales bajando la frecuencia consiguiéndose así un estado de relajación profunda.

La mente se libera de distracciones, el cerebro produce dopamina y endorfinas y el cuerpo así descansa y se libera del estrés.

Según las investigaciones realizadas los beneficios para la bienestar que tiene esta terapia de flotación son numerosos, sobretodo se ha demostrado que se disminuyen los niveles de cortisol (la hormona del estrés), así como se obtienen beneficios en caso de dolor crónico como el que produce la fibromialgia o los dolores de espalda y cuello.

Otros estudios realizados aseguran que el uso del tanque de aislamiento sensorial recomendablea el estado de bienestar tanto físico, como mental y emocional ya que se produce un buen equilibrio de actividad entre los dos hemisferios del cerebro.

Este tratamiento de flotación también ayuda a aumentar los niveles de energía e incluso se ha afirmado que una sesión de una hora de flotación equivale a 4 horas de sueño.

Además de los beneficios físicos y psíquicos de la flotación, hay que añadir que al sumergir el cuerpo en una solución de sales de Epsom también se obtienen beneficios para la bienestar de la piel ya que se tonifica y suaviza la piel.

Desde sus comienzos esta terapia de flotación ha ido evolucionando hasta alcanzar hoy en día la tecnología y comodidad de las instalaciones que se utilizan hoy en día para esta terapia.

Esta terapia no tiene grandes contraindicaciones salvo que no debe utilizarse por personas epilépticas, personas con alguna infección vírica o con la presión arterial baja, al igual que las mujeres embarazadas deben consultar con un médico sobre la utilización de esta terapia.

Esta terapia de flotación puede ser una experiencia bienestarable que quizá quiera probar y comprobar usted mismo sus experiencias.