BOCADITOS VEGANOS DE CARAMELO Y PISTACHOS

Bocaditos veganos de caramelo y pistacho

Last updated:

Bocaditos veganos de caramelo y pistacho

Hoy te presentamos una excelente receta vegana que a tus hijos les encantará!

Tiempos:

Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 0 Minutos

Tiempo total: 10 minutos
Tiempo de espera: 1-2 horas

Porciones: 8 Bocaditos

Ingredientes:

1/3 taza de caramelo vegano
1/4 taza de amaranto inflado (o quinua inflado o copos de avena)
3 cucharadas de pistachos picados
3 cucharadas de arándanos secos

1 cucharada de chips de chocolate oscuro (o chocolate picado de una barra)
1 cucharadita de semillas de lino
1/2 cucharadita de tiras de coco (omitir si no te gusta el coco)

Instrucciones:

Primero vamos a explicar la receta de como realizar el caramelo vegano:

 Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de cocción: 0 minutos
Tiempo total: 5 minutos
Porciones: 1

Ingredientes:

1 manzana gala, en rodajas
1/3 taza de dátiles
1/4 cucharadita de vainilla
3/4 cucharadita de leche vegetal (puedes utilizar la leche de soya sin azúcar o cualquier otra que te guste)

Coloca los ingredientes en un procesador de alimentos o licuadora y mezcla hasta que quede una mezcla homogénea y ya está! Eso es. A veces menos es más, y en este escenario nada mejor que una merienda bienestarable hecha directamente desde casa.

Ahora sí, una vez que tenemos ya hecho el caramelo vegano, vamos a por los bocaditos:

Hacer el caramelo como hemos indicado antes. Preparar los pistachos y mezclar todos los ingredientes (excepto el caramelo) en un tazón. A continuación, añade el caramelo y mezclar. Es posible que necesites tus manos para cubrir toda la mezcla. Una vez recubierto, toma más o menos una cucharada y amasa formando una bola usando las palmas de las manos, como cuando haces albóndigas.

** Notas: No eches agua en la leche. El caramelo permanecerá líquido. Lo que significa que los bocaditos permanecerán blandos y no se endurecerán. Puede que tenga un buen sabor, pero no se forma como bolas de energía tradicionales.. Alternativamente, se pueden formar cuadrados en lugar de bolitas.

Para conocer un poco más sobre los ingredientes utilizados en estos bocaditos de energía, sigue leyendo..

EL AMARANTO

La semilla de amaranto se cultiva y utiliza en América desde, aproximadamente, cinco mil años. Para las culturas precolombinas que habitaban el continente americano, las propiedades de esta planta tuvieron aplicaciones sanadores en el procesado de diferentes padecimientos.

Junto con el maíz y el frijol, el amaranto fue uno de los principales productos para la alimentación de estos pueblos. Para los aztecas, mayas e incas fue la principal fuente de proteínas, además de tener connotaciones religiosas en ritos a sus dioses y en la cosmovisión de sus respectivas culturas.

Principales beneficios:

1. Rico en minerales. Contiene lisina (aminoácido de alto valor biológico), el cual ayuda a la memoria, inteligencia y alto aprendizaje.

2. Bajo en grasas. El amaranto es un producto dietético. Sus extractos son utilizados para elaborar mayonesa y aderezos light.

3. Fuente bienestarable de carbohidratos. Te proporciona energía sin subir de peso. Sirve como fibra dietética y laxante. Es 100% digestivo.

4. Proteínas. Es una fuente natural de estos nutrientes y está a la par de las propiedades de la leche y  posee el doble de proteínas que el arroz.

5. Es un elemento auxiliar para erradicar el enfermedad crónica de colon y el colesterol malo.

Además, al consumir el amaranto natural neutralizas la osteoporosis y la anemia.

EL PISTACHO

Los primeros fósiles del género Pistacia se encontraron en la isla de Madeira y datan de la era terciaria. Las diferentes especies de este género se difundieron por áreas muy diversas; en el caso del pistachero su origen se localiza entre Asia occidental y Asia menor.

El cultivo del pistacho es antiquísimo, pues era conocido por los egipcios, griegos y romanos; se introdujo en Italia desde Siria en el siglo I y posteriormente su cultivo se extendió al resto de los países de la cuenca mediterránea.

De sus múltiples beneficios destacamos:

Tienen un alto contenido de minerales, como el potasio, el magnesio, el fósforo y el calcio, aportando beneficios más que evidentes sobre nuestro organismo en diversos ámbitos. A su vez, su buen porcentaje de hierro los hace muy buenos para la anemia.

Tienen un gran contenido de fibras (alrededor del 20% de su comubicación). Por esta razón, son saciantes, ayudan a regular el tránsito intestinal y a eliminar toxinas.

Poseen una buena dotación de ácidos grasos, por eso los pistachos son muy beneficiosos para el colestero.

Son antioxidantes, muy energéticos, tienen proteínas y también vitaminas.

Además de todo esto, los pistachos son deliciosos para consumir de cualquier manera: en el desayuno, en ensaladas o simplemente solos.

Namasté.