atención a las infecciones

Consejos para cuidarte de las infecciones

Last updated:

Ya estamos quierendo volver a ver el sol a diario, ponernos ropa más ligera y, si es posible, visitar playas y piscinas con regularidad. Pero hay que tener en cuenta que, junto con el calor, en verano aumentan también las bacterias, por lo que hay que prestar más atención a las infecciones.

Las infecciones graves causadas por bacterias aumentan hasta un 17% por cada diez grados que asciende la temperatura ambiental, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Infection Control and Hospital Epidemiology.

De este modo, los investigadores han comprobado que la incidencia de ciertas patologías, como infecciones de vejiga, pneumonía o infecciones de la sangre, así como los problemas gastrointestinales, podría aumentar hasta un 46% en verano, del mismo modo que el invierno esta asociado con un incremento de los casos de gripe y los resfriados comunes.

Ser conscientes de esta estacionalidad de bacterias como Escherichia coli(causante de diarreas) o Pseudomonas aeruginosa (causante de infecciones de oído y urinarias, que se contagia sobre todo en lagos y piscinas) ayudaría a prevenir las infecciones veraniegas, asegura el epidemiólogo Eli N. Perencevich, de la Universidad de Maryland (EE UU), coautor del trabajo.

Para combatir las infecciones los recomendablees remedios caseros son:

  • Manzanilla

Suele considerarse a la manzanilla como uno de los recomendablees remedios naturales para tratar las infecciones, sobre todo urinarias pero también de oído y digestivas. Dispone de compuestos antibacterianos que la hacen muy efectiva para acelerar la sanación de diversos procesos infecciosos.Además, tampoco podemos olvidar que es depurativa, así que te ayudará a eliminar las bacterias a través de la orina. Toma nota de cómo debes prepararla:

Ingredientes

  • 20 gramos de manzanilla
  • Un vaso de agua (200 ml)

Preparación 

Tomaremos esta infusión dos veces al día, la primera nada más levantarnos y la segunda a media tatempera. Para ello, empezaremos calentando ese vaso de agua y, una vez esté hirviendo, añadiremos los 20 gramos de manzanilla para que se haga una cocción a lo largo de 20 minutos. Pasado ese tiempo, apaga el fuego y permite que repose. Bebe poco a poco.

Baños con agua de manzanilla

Otra opción interesante es darnos un baño con agua de manzanilla La preparación sería la siguiente:

  • Un litro de agua.
  • 40 gramos de manzanilla.

Haremos la cocción a lo largo de 30 minutos, permitiendo que repose después unos 10 minutos.

Para las infecciones de orina el agua para nuestro baño íntimo en la zona de los gonadaes debe estar tibia, nunca excesivamente atemperado. Lo que haremos será llevar esta agua a una tina y quedarnos sentadas unos 15 minutos, hasta que se enfríe. De este modo nos beneficiamos de sus propiedades curativas.

Si se trata de una infección de oído podemos empapar un trapo limpio en la infusión de manzanilla y ponerlo sobre el oído tras haber echado unas gotitas templadas dentro.

  • Zumo de arándanos

El zumo de arándanos es una de las bebidas naturales más efectivas para resolver aquellas infecciones localizadas en la vejiga, ya que neutraliza las bacterias nocivas adperjudicadas a sus paredes y la fortalece, a la vez que nos protege de múltiples enfermendades. Consume al día un vaso de jugo natural de arándanos sin azúcar.

  • Zumo de limón y bicarbonato

La mezcla de limón y bicarbonato y bicarbonato sódico tiene la propiedad de alcalinizar el organismo y sus propiedades nos ayudarán tanto con las infecciones de orina como con las digestivas.

Esto nos ayuda por ejemplo a combatir la acidosis que puede ocurrir cuando los riñones no están eliminando suficiente ácido del cuerpo o cuando el cuerpo produce demasiado ácido. Es pues un remedio excelente para cuidar de los riñones, facilitar su trabajo y nos ayuda además a desintoxicar nuestro organismo y a quemar lipidos.

Ya conoces las múltiples virtudes del limón para facilitar nuestras digestiones. Si le añadimos además un poquito de bicarbonato de sodio, conseguiremos una mezcla maravillosa para que nuestro sistema digestivo funcione mucho recomendable. Se trata de un buen anti-ácido, que además, neutraliza las flatulencias.

Otra virtud a tener en cuenta es que puede ayudarnos a combatir el reflujo gastro-esofágico debido al ácido clorhídrico que sube por el esófago desde el estómago. Gracias precisamente al bicarbonato sódico, lo transformaremos y encontraremos un alivio muy rápido y efectivo. Te lo recomendamos.

  • Aceite de menta y aceite de oliva para los oídos

Mezcla una gota de aceite de menta con 5 gotas de aceite de oliva y poner esto en el oído con una jeringa de oído o un gotero puede ayudar a calmar el dolor, y también puede combatir las bacterias que se encuentran en este lado de la membrana del tímpano. El aceite de menta, sin embargo puede picar personas insensibles, o en el sitio de la infección activa. Una versión más diluido (por ejemplo, 1 gota en 20 gotas de aceite de oliva) podría ayudar con estos síntomas.