Receta tradicional para echar las hormigas de tu casa

Last updated:

Una invasión de hormigas en el hogar puede ser medianamente molesta o inquietante, pero ello no implica que tengas que usar productos químicos nocivos que incluso te pueden perjudicar a ti, a tu familia o tus mascotas. La eliminación de las hormigas completamente puede suceder solamente cuando acabas con la reina. Las hormigas pueden sobrevivir a los típicos productos comerciales y continuar infestando tu casa si no son correctamente tratadas.

Aquí te dejamos algunos consejos sobre cómo lidiar con las hormigas, de forma natural.

Algunas de estas medidas son preventivas, es decir, que disuaden a las hormigas de entrar en tu casa en primer lugar. Esto parece funcionar muy bien para los que tienen un problema leve. Otros deben utilizar métodos para erradicar toda una colonia.

Apenas dejamos algo de comida a la intemperie, en cuestión de minutos se aproxima una gran fila de hormigas a invadir. Si bien podemos fumigar y limpiar, aún así parecen reproducirse por millones, siempre listas para atrapar cualquier cosa que dejemos en la mesa o en cualquier otro lugar.

CONSEJO #1: USA VINAGRE BLANCO Y AGUA

Las hormigas no soportan el vinagre y podrías hacer un pesticida barato y fácil usando vinagre y agua simplemente. Haz una mezcla de 50/50 de vinagre y agua en una botella con atomizador. Rocíalo directamente sobre las hormigas para eliminarlas de casa. Luego, limpia las hormigas con una toalla de papel húmeda y deséchalas.
También puedes utilizar el vinagre y el agua para ahuyentarlas. Rocíalo alrededor de los marcos de las ventanas, de las puertas y de otros lugares en los que veas que entran hormigas a la casa.

También se puede usar esta solución de vinagre para limpiar los pisos, las ventanas y los mostradores hace que sea menos probable que las hormigas trepen por estas superficies.

El vinagre blanco es un excelente producto para limpiar el hogar y no puedes olerlo una vez que se seca.

CONSEJO #2: HAZ UNA SOLUCIÓN DE JUGO DE LIMÓN

Rocía a las hormigas con una solución de jugo de limón. Son reacias al ácido cítrico en el jugo de limón, ya que el ácido perturba su sentido de orientación.

Haz una mezcla de 1 parte de jugo de limón y 3 partes de agua. Puedes utilizar un spray para ahuyentarlas o rociándolo alrededor del perímetro de tu casa así evitarás que el interior de tu casa se ​​ponga pegajoso.

CONSEJO #3: USA JABÓN PARA PLATOS Y AGUA

Llena una botella de agua con una parte de jabón para lavar platos y dos partes de agua.

Luego, agítala para mezclar bien la solución. Cuando veas una fila de hormigas (o aunque fuera solo una hormiga) rocía la mezcla sobre ellas. Inmediatamente se detendrán y se sofocarán. Limpia las hormigas que han caido con un paño húmedo, y mantén la botella de spray cerca para la próxima vez.

Este método es bueno para los grupos de hormigas, pero no para sacar todo el nido. Si las hormigas siguen regresando, es posible que tengas que llegar hasta la raíz del problema.

El agua jabonosa es un insecticida natural que elimina a la mayoría de los insectos, no sólo a las hormigas. Úsalo para las cucarachas también.

CONSEJO #4: ESPOLVOREA TIERRA DE DIATOMEAS EN EL INTERIOR DE LA CASA

La tierra de diatomeas apta para el consumo es un insecticida muy eficaz que no perjudica a los seres humanos ni los animales domésticos en lo más mínimo. Se compone de diatomeas fósiles que han sido molidas y convertidas en polvo. Cuando los insectos caminan sobre el polvo, los diminutos fragmentos fósiles arañan la capa exterior de cera en sus exoesqueletos, haciendo que sus cuerpos se sequen. Espolvorea el polvo a lo largo de los zócalos, las cornisas, y alrededor del perímetro de tu casa para acabar con las hormigas.

Se recomienda que uses una mascarilla protectora o un paño sobre la cara al manipular la tierra de diatomeas. Aunque el polvo no es nocivo si lo ingieres, las pequeñas partículas pueden maltratar tus pulmones al inhalarlas. La tierra de diatomeas se vuelve ineficaz cuando se moja, o incluso cuando el aire está húmedo. Su eficacia se recuperará al secarse.

Se forma de los restos de los organismos microscópicos que vivieron en el agua y tuvieron caparazones externos de sílice duros, como el cristal. Con el paso del tiempo estos caparazones formaron capas que ahora se extraen de las minas.

CONSEJO #5: USA ÁCIDO BÓRICO

Es completamente natural y realmente funciona contra las hormigas. Cuando ingieren el ácido bórico, intoxica sus estómagos y caen. El ácido bórico también daña los exoesqueletos de las hormigas de la misma manera que lo hace la tierra de diatomeas. Viene en forma de polvo de color blanco o azul y se espolvorea en las zonas donde comúnmente se ven las hormigas, como cerca de los zócalos o en el alféizar.

El ácido bórico no es un pesticida tóxico, pero ni los seres humanos ni los animales domésticos deben consumirlo. Evita usarlo en lugares donde los niños y las mascotas jueguen. No lo utilices cerca de los lugares donde se guatemperan alimentos ni en tus gabinetes de cocina. El ácido bórico no es tóxico para los insectos benéficos, las aves, los reptiles o los peces.

CONSEJO #6: USA ACEITES ESENCIALES (PREVENTIVO)

Utiliza aceites esenciales para ahuyentar a las hormigas. A ellas no les gusta el olor de varios aceites esenciales, muchos de los cuales tienen un olor muy agradable para los seres humanos.

Añade 10 gotas de aceite esencial en 1 taza de agua, y luego rocía la solución tanto en interiores como al aire libre para evitar que se acerquen las hormigas.

Entre los aceites que puedes usar esta el aceite de limón, aceite de menta, aceite de lavanda, aceite de cedro, aceite de eucalipto (no usar si en casa hay gatos ya que este aceite es tóxico para ellos, pero no para los perros).

Los aceites esenciales han sido usados a través de la historia por los egipcios, los persas, los franceses y hasta la Biblia hace mención de ellos.

CONSEJO #7: HAZ UNA LINEA CON SUSTANCIAS NATURALES (PREVENTIVO)

Hay varias sustancias naturales que las hormigas aborrecen tanto que ni se van a acercar.

Si utilizas una de estas sustancias para crear líneas alrededor de los marcos de las ventanas, en todo el perímetro de tu casa, y en cualquier punto donde las hormigas entren, puedes evitar que vuelvan a entrar. Renueva las lineas si estas van desapareciendo, ya que las hormigas podrán cruzarla una vez que se dispersen.

Entre las sustancias que puedes usar están la canela, la pimienta de cayena, la cascara de naranja molida, la cáscara de limón y el café molido.

Hay que tener en cuenta que las hormigas tienen funciones, éstas incluyen el mantenimiento del medio ambiente y del ciclo de vida de la naturaleza. Actualmente, hay más de 12.000 especies de hormigas trabajando arduamente para regenerar la calidad del suelo, trabajando como un personal de limpieza improvisado. Mientras que muchos consideran a las hormigas como un gran inconveniente, sin su presencia la existencia de otras especies se pondría en peligro.