Cueva de sal ¿Has estado alguna vez?

Last updated:

Las cueva de sal son una terapia difundida internacionalmente, aunque prácticamente desconocida en España.

¿Qué es la terapia de sal?

La terapia de sal, conocida como haloterapia, consiste en neutralizar las energías negativas y densas con los iones de la sal.

Es una terapia de origen milenario que comenzó en la antigua Grecia y se popularizó en los pueblos eslavos, cuando constataron que los mineros que trabajaban en las minas de sal no sufrían problemas pulmonares, respiratorios como el resto de la población, a la vez que conservaban su piel más sana y menos envejecida.

Numerosos estudios clínicos han demostrado la eficacia de la haloterapia en problemas respiratorios (asma, rinitis, bronquitis, alergias) y problemas dermatológicos (urticaria, psoriasis, acné, etc)

La terapia de sal es una efectiva terapia antiestrés, ya que los iones de la sal neutralizan las energías densas y negativas que vamos acumulando, realizando una potente limpieza energética.

HALOTERAPIA

Estudios científicos han demostrado que una sesión de Haloterapia regala los mismos beneficios que 3 días en el mar.

haloterapia cuevas de sal

Tratamiento, para todos los públicos, consistente en la inhalación de partículas de sal en un ambiente creado artificialmente emulando las cuevas de sal de Polonia.

Durante una sesión de aproximadamente 45 minutos, respiramos yodo, calcio, magnesio, potasio, sodio, cloruro, hierro, cobre… Todos ellos elementos fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.

Esta terapia se recomienda en tres áreas principales de enfermendades y alergias:

Pulmón y enfermendades respiratorias: asma, bronquitis crónica, tos del fumador, la fibrosis quística, enfisema, amigdalitis, otitis media y faringitis, tos, fiebre del heno, rinitis, sinusitis y las infecciones virales repetidas

La piel y enfermendades de la piel: acné, eczema y psoriasis

Salud mental: estrés, la fatiga y la depresión.

La haloterapia está recomendada para personas con problemas respiratorios como:

asma, resfriados, bronquitis, faringitis, sinusitis, fibrosis quística.

También enfermendades de la piel como:

psoriasis, acné, dermatitis atópica

Igualmente para toda clase de alergias.

Trastornos neurológicos, fatiga, fibromialgia…

Aumenta el sistema inmunológico.

alivia el rendimiento en el deporte, etc.

La Haloterapia está indicada para personas de cualquier edad y condición física, para los niños y personas mayores, deportistas que quieran regenerar sus propias condiciones físicas