limpieza de las alfombrillas del coche

Consejos para limpiar las alfombrillas de tu coche

Last updated:

El mantenimiento de la limpieza de nuestro coche es tan importante como la limpieza de nuestro hogar, ya que, finalmente, en él pasamos muchas horas cada vez que nos desplazamos. Hoy te traemos algunos trucos caseros para la correcta limpieza de las alfombrillas del coche.

Existen varias formas de hacer la limpieza de las alfombrillas del coche dependiendo del material en el que estén hechos, aunque hay un sistema que es infalible.

Para empezar, naturalmente, hay que sacar las alfombrillas del coche.

Para poder extraer las alfombrillas y lavarlas, es aconsejable que el resto del coche esté bien ordenado y, los objetos que normalmente vamos almacenando en el suelo, recogidos en los compartimentos acondicionados para ello. Además, es preferible que los elementos de la parte superior, como los asientos, los cristales interiores de las ventanillas o la guantera ya estén limpios, porque de nada sirve que dejemos las alfombras como nuevas si luego vamos a derramar productos de limpieza encima.

Con las alfombrillas ya fuera del coche, es necesario limpiar el trocito de suelo que cubrían. Si estás en tu casa o garaje, lo más adecuado es que utilices algún tipo de aspiradora. Existen aspiradoras especiales para moqueta, pero si no puedes hacerte con una, puedes utilizar un paño húmedo para que la suciedad se adhiera.

Si estás en un lavadero de coche, por unas cuantas monedas hay aspiradoras especiales que puedes utilizar en tu coche durante unos cuantos minutos.

Ahora ya tenemos todo listo para empezar a limpiar las alfombrillas teniendo en cuenta de qué tipo de material están hechas. Sin embargo, hay un paso previo común a todo tipo de alfombras: la sacudida. Es uno de los pasos más divertidos, golpear con todas tus fuerzas sobre una superficie dura y lo más limpia posible. Además de eliminar polvo y otra suciedad incrustada, ¡es una buena forma de eliminar tensiones!

Lavavajillas y vinagre blanco

Una vez que se haya sacudido todo el polvo y la suciedad es hora de limpiar las manchas incrustadas.

Para ello llenamos un cubo con un litro de agua tibia, un chorro de lavavajillas y media taza de vinagre blanco. Ahora tenemos dos opciones, mojar un cepillo y frotar la superficie o, con ayuda de un dosificador, pulverizar la superficie con la mezcla y dejar actuar durante 15 o 30 minutos dependiendo de la suciedad acumulada. 

Después, con ayuda de una manguera aclararemos a presión las alfombrillas. De esta manera nos aseguramos de acabar con cualquier resto de jabón y de que las partículas de polvo incrustadas salen con la fuerza del agua. Después, deja las alfombrillas que se sequen al aire el mayor tiempo posible para evitar que salga moho. 

Bicarbonato de sodio o sal

Otro truco para limpiar alfombrillas consiste en el uso de bicarbonato de sodio o sal.

Comienza limpiando el interior, saca las alfombras afuera y limpiarlas a base de un polvo casero de bicarbonato de sodio o sal fina.

Cualquiera de estos trucos en base a productos que seguramente tienes en tu alacena o en cualquier mercado cercano y un buen cepillo quitarán cualquier mancha y suciedad que pueda estar perjudicando esta parte del interior del coche.

Alfombras plásticas

En caso de que tu automóvil sea más moderno e incluya alfombras plásticas tan sólo deberás usar agua, un buen champú y una esponja para quitar la mugre, este material es más fácil de limpiar ya que es menos poroso.

Para limpiar las alfombras plásticas puedes meterlas en una tina llena de agua con jabón para, una vez dentro, simplemente frotarlas con un trapo viejo, una esponja o un cepillo suave y después aclarar con abundante agua atemperado, a ser posible, y simplemente dejarlas secar al sol.

Alfombrillas de tela

Las alfombrillas de tela son un poco más complicadas de limpiar, sobre todo si se quedan manchas incrustadas.

Puedes emplear un poco de amoníaco disuelto en la misma cantidad de agua para eliminar manchas de vómitos.

El etanol también puede ser un buen aliado para las alfombrillas de tela, ya que elimina algunas suciedades tan aparatosas y complicadas como el pegamento, la tinta y el azúcar.

En alguna ocasión, puede que a tu acompañante (o a ti misma) se le haya caído el pintalabios, el lápiz de ojos o cualquier tipo de maquillaje en el coche, dejando una pequeña pero incómoda mancha en la alfombrilla. Para limpiar ese tipo de manchas, lo mas recomendable es usar detergente de lavadora y agua.

En caso de ensuciar con café o refrescos con gas las fibras de la alfombrilla (así como la moqueta del vehículo), puedes emplear un limpiador multiusos casero mezclado con agua atemperado.

En caso de haber manchas de sangre en la alfombrilla, deberás usar vinagre blanco y frotar el área sucia cuidadosamente.