Propóleo: antibiótico natural para la faringitis

El propóleo es un alimento altamente efectivo para tratar la faringitis, dolores de garganta y gripes.

El propóleo es usado gracias a sus excelentes propiedades, por su acción que activa las defensas del organismo.

La palabra Propóleo proviene del griego própolis y significa “defensa de la ciudad” que quiere decir (defensor de la ciudad), se usa como remedio para las infecciones, llagas etc. de nuestra piel.

Tiene la gran cualidad de eliminar las espinillas, purifica y limpia, es un producto resinoso, de color variable, es un antibiótico realmente natural.

Te cuento que hace un tiempo compre 1 kilo de propóleo a una señora de campo y nos enseñó a prepararlo como tintura tradicional.

Para realizarla solo requieres 100 grs de propóleo y un litro de aguardiente, hechas estos dos ingredientes en un frasco de vidrio, lo dejas macerar por 10 días en un lugar seco y fresco al cual no le llegue la luz del sol, luego lo envasas en un frasco con atomizador (son los frascos que traen un rociador spray) y listo!

Ya tienes tu tintura tradicional casera de propóleo en casa. Puedes echarte directamente a la garganta cuando este afectada y no solo eso! sino que también como prevención para los resfríos y para todo lo que te comentare a continuación.

Las propiedades más importantes son…

– Protege los vasos sanguíneos, contiene polen, es un poderoso antioxidante y tiene vitaminas, B, C y E, es analgésico, epitelizantes, entre otras.

Ha demostrado ser un muy poderoso aliado para aliviar y ayudar a combatir:

_ Aftas y perjudicadas bucales.

_ Acelera la recuperación de las cirugías orales.

_ Herpes simples, como labial y genital.

_ Infecciones bucales.

_ infecciones de la garganta.

_ Inflamación de las cuerdas vocales.

_ Mucositis oral (inflamación de la mucosa).

_ Aparato digestivo: ayuda a regular el apetito a regenerar las úlceras y es un protector hepático.

_ Vías respiratorias: nos ayuda a prevenir y/a recuperarnos de las enfermedades que nos afectan al respirar.

_ Aparato circulatorio: dilata y disminuye la fragilidad capilar, inhibe la oxidación del colesterol y normaliza la presión arterial.

_ Propiedades dermatológicas: cicatriza, desinfecta, es un antiinflamatorio natural, y como fungicida.

_ Propiedades odontológicas: ayuda a mantiene la bienestar de la boca, activa el esmalte dental, impide la formación de caries y la placa bacteriana, y favorece la sanación de las aftas bucales.

Este antibiótico natural es realmente efectivo para los resfríos, gripes, faringitis o amigdalitis

Nuestra madre naturaleza nos da todo lo que necesitamos para alimentarnos, abrigarnos y sanarnos… ¿Por qué no usarla?