aceite de semillas de calabaza

Receta de aceite de semillas de calabaza

Last updated:

Una de las principales propiedades del aceite de semillas de calabaza es que evita la formación de cálculos renales y favorece la bienestar de nuestra vejiga. Sólo por estas estupendas cualidades ya vale la pena incluirlo en nuestra dieta, al menos de vez en cuando, pero te contamos muchas más.

El proceso por el cual se crea este aceite de semillas es muy sencillo: se prensan crudas a través de un proceso en frío para conservar sus propiedades tradicionales y todos sus nutrientes.

Su riqueza en ácidos grasos omega 3 y 6 lo convierten en un excelente antiinflamatorio que, además, combina muy bien en ensaladas y en casi cualquier plato (siempre y cuando no lo usemos para freír).

Los beneficios generales del aceite de semillas de calabaza

Su sabor es muy agradable y, como curiosidad, te diremos que mucha gente lo consume como adecuado complemento alimenticio en casos de convalecencia o debilidad.

Veamos en detalle sus beneficios generales antes de explicarte cómo puede ayudarnos en caso de tener algún problema renal.

Los ácidos grasos esenciales del aceite de semillas de calabaza

Si te decimos que este aceite es rico en aceites grasos esenciales es probable que te asustes. Ahora bien, se trata de ácidos grasos omega 3, 6 y 9.

Estos ácidos grasos presentes en el aceite de semillas de calabaza protegen nuestros órganos y neutralizan la inflamación.

Regulan la temperatura corporal, protegen los nervios, los músculos y la piel.

Un dato muy interesante es que logran reducir el nivel de colesterol en sangre y favorecen, además, la correcta absorción de nutrientes durante nuestra digestión.

Los ácidos grasos omega 3, 6 y 9 protegen los vasos sanguíneos y los nervios y ayudan a mantener la piel joven y elástica.

Nos ayudan a aliviar los dolores asociados a la artritis

Este dato es interesante: son varios los estudios que nos demuestran que el aceite de semillas de calabaza puede ser adecuado para reducir la inflamación asociada a la artritis reumatoide crónica.

Su acción terapéutica se debe a los ácidos grasos esenciales, la vitamina E y a su alto contenido en antioxidantes, además de toda la familia tocoferol, un conjunto de fenoles muy saludables para huesos, articulaciones y el cartílago.

Protege a los hombres de los problemas de próstata

Queda claro que el consumo regular de aceite de semillas de calabaza no evitará ni sanará las enfermendades asociadas a la próstata, pero puede actuar como un buen protector.

Puede reducir eficazmente los síntomas de la hiperplasia prostática benigna (HPB).

Su riqueza en cinc, ácidos grasos libres, y antioxidantes puede regenerar la función de la vejiga y la uretra, lo cual se asocia con recomendableías en los problemas de próstata.

El aceite de semillas de calabaza favorece nuestra bienestar renal

Los estudios fueron realizados por la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, y se publicaron en revistas como “Health System”.

Las conclusiones a las que llegaron en lo que se refiere a la relación entre el aceite de semillas de calabaza y la bienestar renal, fueron las siguientes:

El aceite de semillas de calabaza puede reducir el riesgo de sufrir cálculos renales, al favorecer la depuración de los riñones y el hígado.

Optimiza la función de la vejiga y la uretra, combatiendo la inflamación y cualquier proceso vírico o bacteriano.

Las semillas de calabaza, y en consecuencia su aceite, son muy ricas en magnesio. Este mineral potencia la regeneración del hígado, fortalece los riñones y, además, neutraliza la formación de cálculos renales.

Otro dato de interés es que este aceite es rico en vitamina E, la cual, nos ayuda a reducir el oxalato de calcio en los riñones, que cursa también con la aparición de piedras.

El aceite de semilla de calabaza es un poderoso nutriente que cuida, ante todo, del área del tracto urinario y reproductor del cuerpo, alzándose como un complemento muy adecuado en cualquier edad.

Cómo tomar aceite de semillas de calabaza

El aceite de semillas de calabaza combina con muchos platos. Es estupendo como aliño en sopas, verduras y ensaladas.

Puedes mezclarlo también con aceite de oliva, la combinación es muy beneficiosa y ofrecerá un sabor intenso y fascinante en cualquier plato de verduras.

Lo más indicado es tomar 3 cucharaditas pequeñas al día (un total de 15 ml al día). Para los niños basta con una cucharadita, que les puede ir muy bien para combatir el estreñimiento.

Este aceite es muy beneficioso para personas mayores: aliviaremos problemas de artritis, cuidaremos de su bienestar renal, de sus digestiones y obtendrán un complemento muy nutritivo para conseguir energía, bienestar y bienestar.

Contraindicaciones del aceite de semillas de calabaza

No se conocen efectos secundarios asociados al aceite de semillas de calabaza.

Como siempre ocurre, lo más adecuado es mantener un equilibrio en nuestra alimentación, por ello, mientras consumamos las dosis adecuadas solo notaremos beneficios.