Receta, el Kitchari

Last updated:

Kitchari es una valorada receta ayurvedica, muy utilizada por nutrir y a la vez ayudar la desintoxicación del cuerpo. Una buena comida para cuando uno se recupera de alguna dolencia o período de convalecencia, adecuada para el período de cambio de estaciones por depurar y también para mejorar problemas digestivos. Muy adecuado para uso como monodieta en ciertos tipos de ayunos.

Es muy fácil de hacer, por eso, puedes prepararlo para comer fresquito.

Ingredientes:

1 taza de soja verde (judia mung)

1 taza de arroz integral

6 tazas de agua pura, aproximadamente

2 tazas de vegetales (zanahoria, aspárragos, guisantes…)

2 cucharadas soperas de ghee o aceite virgen de oliva

1 cebolla picada (opcional)

2 pimientas cayena (opcional)

1 buen trozo de jengibre fresco rallado

3 dientes de ajo machacados (opcional)

1 cucharadita llena de cúrcuma

1 cucharadita llena de comino en grano

1/2 cucharadita de pimienta negra recién molida

1 cucharaditas de semillas de cilantro

1 cucharadita de cardamomos

1/2 cucharadita de sal rosa del Himalaya

1 limón

Hojas frescas de cilantro o perejil picadas para adornar

Preparación:

Dejar la soja verde remojando por unas 8 horas como mínimo.

En un mortero, machaque los cominos, el cardamomo y el cilantro hasta que estén bien pequeñitos. Puedes usar otras especias como por ejemplo el hinojo, nuez moscada, asafoetida, fenogreco, pimienta cayena, etc, según los efectos que desees obtener.

En la olla, ponga el ghee, el jengibre rallado y la cebolla, los ajos hasta que se ablanden. Añadir primero las especias machacadas y por último las en polvo. En seguida el arroz y las judías verdes. Luego, cubre con agua y añada los vegetales que te apetezcan.

Dejar a fuego medio-bajo por 20-25 minutos, sin tapar, removiendo de vez en cuando, hasta que esté todo bien cocido. Si quieres, ajustas el nivel de agua o dejas un poquito más de tiempo. Quitar del fuego y dejar descansar unos minutos (sigue absorviendo parte del agua).

La sal se añade al final del cocimiento.

Debes servir inmediatamente acompañado de hierbas frescas picadas y de medio limón para exprimir por encima.

Propiedades de la soja verde (judía munjo):

Proteínas: destaca su contenido de proteínas de buena calidad, superado incluso el aporte proteico de las carnes.
100 gramos de soja = 35,9 gramos de proteína
100 gramos de carne de ternera = 20 gramos de proteína

Fibra: su elevado aporte de fibra contribuye a prevenir o aliviar el estreñimiento, a hacer más lento el paso de los azúcares hacia la sangre (positivo para la diabetes, la tasa de azúcar en la sangre) y a reducir los niveles de colesterol, efecto que también comparten las grasas insaturadas que contiene la soja.
100 gramos de soja = 15,7 gramos de fibra

Hidratos de carbono:
100 gramos de soja = 15,8 gramos de hidratos de carbono

Grasas: la soja es rica en grasas (18,6%), que en su mayor parte son poliinsaturadas.
Destaca la presencia de dos ácidos grasos: linolénico (omega-3; la grasa característica del pescado azul) y linoleico (omega-6), ambos fundamentales y beneficiosos para la bienestar de vasos sanguíneos, sistema circulatorio y corazón. Contiene además lecitina; un tipo de grasa que se emplea como complemento dietético y aditivo emulsionante (E-322) en chocolates, repostería, margarinas, etc.

Minerales y vitaminas: en comparación con el resto de legumbres, aporta mayor cantidad de minerales como calcio, hierro, magnesio, potasio y fósforo, y cantidades apreciables de vitamina E, folatos y otras vitaminas del grupo B. Asimismo, cabe destacar su aporte en isoflavonas (fitoestrógenos) regula el flujo de hormonas.

Beneficios para la bienestar:

Pérdida de Peso

La soja contiene mucha fibra, un nutriente que te hace sentir lleno y reduce los antojos de alimentos. Esto puede tener un efecto en la pérdida de peso, con la reducción de los antojos de alimentos será menos probable que tome muchas calorías prescindibless. Además, los alimentos de soya generalmente contienen menos calorías y grasa que los productos alternativos, lo que permite mantener un peso bienestarable más fácil.

Por lo tanto, si usted o sus hijos quieren tomar su aperitivo favorito, como leche con chocolate, trocitos de pollo o pizza, prueba las alternativas de soja de estos artículos. Ofrecer alternativas a sus hijos que pueden ayudar a reducir su riesgo de desarrollar obesidad infantil. Para obtener los mejores resultados, trate de consumir alrededor de 25 gramos de soya al día.

Alivio de los sofocos menopáusicos

La soya o los productos de soya también pueden aliviar y prevenir los sofocos asociados con la menopausia. Esto es debido a las isoflavonas que se encuentran en las semillas de soja. Las isoflavonas, una sustancia vegetal secundaria, pueden actuar como estrógenos en el cuerpo, aunque son mucho menos potentes que las hormonas de estrógeno de su cuerpo.

Esto aumenta los niveles de estrógeno en su cuerpo cuando el nivel de esta hormona es bajo, lo que permite un alivio de los sofocos asociados con la menopausia. De hecho, una investigación científica publicada en 2009 puso de manifiesto que las isoflavonas de la soja ayudan a reducir la frecuencia y severidad de los sofocos en las mujeres menopáusicas en un 50 por ciento. Por lo tanto, los productos de soja y a base de soja son ideales para las mujeres que quieren aliviar los síntomas de la menopausia sin procesados hormonales.

Menor riesgo de enfermedad crónica de próstata

Las isoflavonas de la soja también puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad crónica de próstata, el segundo enfermedad crónica más común en los hombres. Los estudios llevados a cabo en 2009 descubrieron que los hombres que comieron alimentos de soya constantemente redujeron un 30 por ciento las probabilidades de desarrollar enfermedad crónica de próstata que aquellos que no lo hicieron. Las isoflavonas hacen esto mediante la promoción de tejidos de próstata sanos.