remedios para los pies fríos

consejos para aliviar pies fríos

Last updated:

Dime que no te ha pasado nunca, meterte en la cama con los pies helados y ser incapaz de que se atemperadon a pesar de hacer mil asanas ridículas para calentártelos con tu propio cuerpo o el cuerpo de otro (si compartes cama). Aquí te traemos algunos remedios para los pies fríos que te ayudarán a calentarlos sin torturarte ni torturar a otros.

Los pies fríos son, por lo general, síntoma de mala circulación. La culpa puede ser de una hipotensión constitucional, que suele darse con más frecuencia en mujeres.

Otras posibles causas son:

  • Debilidad circulatoria transitoria
  • Estrechamiento de los vasos sanguíneos por calcificación.

En este caso, la sangre deja de fluir suficientemente hasta los brazos y las piernas. Los pies fríos, combinados a veces con manos frías, pueden ser sumamente desagradables, ya que a menudo impiden dormir.

Recetas tradicionales para los pies fríos

Fricciones con romero: Verter 1 cucharada de hojas de romero en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Colar y realizar fricciones en los pies con el fin de generar calor.

Baño con harina de mostaza: Realizar un baño de pies con harina de mostaza

Pediluvio de eucalipto: Verter 2 o 3 cucharadas de eucalipto en 4 o 5 litros de agua hirviendo. Conservar los pies en este pediluvio de 10 a 15 minutos.

Pediluvio de yemas de pino: Verter 2 o 3 cucharadas de yemas de pino en 4 o 5 litros de agua hirviendo. Conservar los pies en este pediluvio de 10 a 15 minutos.

Pediluvio de castaño de indicas: Verter 2 o 3 cucharadas de castaño de indias en 4 o 5 litros de agua hirviendo. Conservar los pies en este pediluvio de 10 a 15 minutos¡.

Gimnasia: Realizar gimnasia para activar y regenerar el riego sanguíneo de los pies. Para ello, se debe:

  • Encoger los dedos y volverá a ponerlos en su posición normal.
  • Estirar los pies y los dedos.
  • Finalmente, girar los dedos, en un movimiento de abanico, varias veces.
  • Respirar hondo contribuye a hacer más eficaz la gimnasia de los pies. Haga una pequeña pausa entre los ejercicios, y note cómo al respirar fluye el calor hasta la punta de los dedos.

Infusión de gilkgo biloba: Hervir durante 5 minutos una cucharada de ginkgo biloba en una taza de agua. Dejar refrescar y tomar una taza diaria.

Ajo crudo: Consumir un diente de ajo crudo a diario en las ensaladas..

Baños de contraste: Realizar baños de pies alternativos. Para ello utilice dos recipientes: uno con agua atemperado y el otro con agua fría, respectivamente.

Glonoium: Usar glonoinum D4. D6 (gotas) para trastornos circulatorios que pueden causar pies fríos.

Kreosotum: Usar kreosotum Di. D6 (gotas) en los casos de trastornos circulatorios e inflamaciones amoratadas.

Lachesis: Usar lachesis D6. D8. DIO (tabletas) con el fin de combatir trastornos circulatorios e inflamaciones amoratadas que recomendablean con el movimiento.

Bolsa de agua atemperado: El remedio más antiguo del mundo para los pies fríos, meter agua bien atemperado dentro de una bolsa de agua y dejarlo a los pies de tu cama. Te encantará la sensación de calor cuando te metas en la cama.

Infusión de jengibre: Coge un par de rodajas de jengibre y déjalas en una taza llena con agua hirviendo durante 5 minutos. Tómate la infusión antes de acostarte. El jengibre recomendablea considerablemente el flujo sanguíneo además de aliviar el dolor en músculos y articulaciones. También elimina la sensación de frío y recomendablea la movilidad.

Pediluvio con lavanda:  Calienta un poco de agua y añade unas gotas de aceite de lavanda. Antes de acostarte, remoja tus pies en esta agua durante 10 minutos. Puedes hacerlo siempre que sientas que tienes los pies fríos.

Calcetines recalentados: Si te encuentras en pleno invierno y tienes frío en los pies, un buen remedio casero es el de calentar un poco tus calcetines, por ejemplo en el horno (siempre a fuego bajo, y con cuidado de no quemarte). Sentirás un gran alivio cuando los dejes enfriar un poco y te los pongas.

Infusión de lavanda, manzanilla y tila: Aunque las infusiones pueden ser ideales en cualquier momento del año, durante el otoño o el invierno tienen la virtud de ayudarnos a entrar en calor cuando sentimos frío. Puedes preparar una infusión con un poco de lavanda, manzanilla y tila. Llevar a ebullición y dejar en reposo 5 minutos. Pasado este tiempo, puedes darte baños de pies con esta infusión. Te ayudará a mitigar el frío que puedas sentir.

Recomendaciones

Caminar descalzo en la playa ayuda a activar la circulación sanguínea de los pies.

Intentar que los pies rueden una botella de agua atemperado cepillándolos en seco.

Adquirir rodillos de gimnasia para los pies en farmacias