remedios para la colitis

Remedios tradicionales para la colitis

Last updated:

La colitis es dolorosa y puede hacer estragos en tu bienestar. Pero existen muchísimos remedios para la colitis que te ayudarán a aliviar los síntomas y regenerar tu bienestar de forma muy sencilla.

La colitis es una irritación o inflamación del intestino grueso y recibe ese nombre de la parte del intestino que más afecta (colon).

La colitis se clasifica en dos: colitis aguda y crónica.  La primera o de corta duración puede ser causada por infección parasitaria (amoeba coli o entamoeba histolytica), bacterias o virus, intoxicaciones alimenticias (mercurio, alimentos contaminados, etc.), reacción a ciertos medicamentos, excesiva tensión nerviosa (estrés), consumo de tabaco y bebidas alcohólicas y una dieta no balanceada.

La colitis crónica o de larga duración se incluyen la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.

En este sentido, es importante observar que existe una confusión entre colitis ulcerosa y laenfermedad de Crohn, ya que, en ocasiones, ambos términos son utilizados con el mismo significado lo cual  es un error.

La principal diferencia entre ellas radica en el hecho que en la colitis ulcerosa la lesión inflamatoria de la mucosa intestinal se extiende de forma continua desde el recto (porción final del intestino grueso) hasta una porción variable del  colon, mientras que en la enfermedad de Crohn la inflamación puede afectar a cualquier tramo del aparato digestivo y de manera segmentaria, es decir, no continua.

La colitis puede presentar síntomas como los siguientes:

  • Flatulencia y ruidos intestinales
  • Cólicos
  • Estreñimiento o diarrea
  • Decaimiento
  • Fiebre
  • Falta de apetito
  • Pérdida de volumen

La colitis puede afectar otros órganos, además del intestino grueso.  En estos casos, puede presentarse afectación articular (artritis), cutánea (eritema nudoso, dermatitis, etc.), oral (queilitis, glositis, estomatitis, etc.), ocular (conjuntivitis, uveítis, iritis, etc.), hepática, ósea, muscular, pulmonar, renal, vascular, etc.

Remedios para la colitis

Sidra de manzana y miel: Tomar 2 cucharaditas de vinagre de sidra de manzana y dos de miel mezcladas en un vaso de agua y tomadas antes de las comidas.

Semillas de lino: Poner semillas de lino o linaza en remojo en una taza de agua. Al día siguiente, colar el preparado y tomar cuando la colitis presente síntomas de estreñimiento..

Raíz de malvavisco:  Hervir dos pizcas de raíz de malvavisco en una taza de agua durante 5 minutos. Transcurrido este tiempo, retirar del fuego, colar y reservar. Tomar una taza diariamente durante dos semanas.

Manzana, zanahoria, pepino y remolacha: Tomar un jugo sanativo que contenga 250 ml de jugo de manzana, 250 ml de jugo de zanahoria, 50 ml de pepino, 50 ml de raíz de remolacha y 20 ml de agua mineral   Extraer el jugo de cada fruta y mezclarlo. Beber en la mañana y la tatempera por lo menos durante tres semanas.

Guayaba y miel: Tomar jugo de guayaba con una cucharadita de miel de abejas.

Compresas con cebolla: Aplicar como mínimo 4 compresas de agua atemperado con cebolla rallada sobre el área del abdomen. Reemplazar cuando se enfríe

Yogur: Consumir yogur, ya que sirve tanto para prevenir la colitis como para tratarla al contribuir a la rápida recuperación de las infecciones intestinales.

Infusión de manzanilla: Hervir 20 gramos de manzanilla en 1 litro de agua durante 15 minutos. Consumir esta cantidad diariamente y seguido durante 15 días.

Angélica y ortiga: Hervir dos puñados de angélica con tres de ortiga en un litro de agua durante 10 minutos. Retirar del fuego y reposar otros 10 minutos  Colar e ingerir una taza antes de cada comida.

aliviana, tomillo y toronjil: Mezclar 1 cucharada de las siguientes hierbas: recomendableana, tomillo y toronjil. Verter en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar reposar 10 minutos.  Colar y tomar una taza dos veces al día.

Batido de plátano y frambuesas: Verter en una licuadora, previamente lavado y picado, un plátano muy maduro, cinco frambuesas frescas y 1 taza de leche descremada. Batir  hasta obtener una mezcla suave. Tomar un vaso al día.

Infusión de anís y limón: Hervir medio litro de agua y luego agregar 3 estrellas de anís. Tapar y retitrar del fuego. Luego, esperar 15 minutos y añadir la cáscara de un limón.  Filtrar y tomar una taza después de cada comida.

Infusión de manzanilla, anís y albahaca: Hervir 1 cucharada de manzanilla, 1 de anís estrellado y 1 de albahaca en 1/2 litro de agua durante 10 minutos.  Tapar, colar y dejar refrescar. Tomar esta infusión tibia a lo largo del día.

Infusión de diente de león: Verter 1 cucharada de raíces de diente de león, otra de toronjil, otra de caléndula y otra de raíz de hinojo en 1 y medio litro de agua que esté hirviendo. Dejar reposar durante 1 hora.  Tomar 2 tazas al día

 

Melisa y azahar: Verter 1 cucharada de melisa y otra de azahar en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar 1 taza al día. Si se quiere se puede añadir 1 cucharadita de hierba buena o hierba luisa para reforzar el efecto digestivo

Zumo de remolacha y col: Colocar en un licuadora 1 remolacha y 1 col pequeña picada en pedazos junto con un poco de agua. Tomar dos cucharadas al día de este jugo y guardar el resto en la refrigeradora. También se puede utilizar como sustituto del vinagre. Este remedio tiene efectosregeneradores de la flora intestinal y ayuda a digerir correctamente y a regular el trabajo de los intestinos

 

Batido de guanábana:  Poner  el jugo de 1 guanábana, 1 pedazo de calabaza picado, 1mango picado y 3 hojas de acelga en una licuadora.  Licuar por unos instantes.  Beber este jugo todos los días

Recomendaciones

Masticar muy bien.  Los alimentos a medio masticar son una agresión para la mucosa de los intestinos y para el estómago.

Suspender, en el período más importante de la diarrea, toda alimentación, salvo soluciones acuosas con el aporte correcto de sales minerales. Cuando se detenga la diarrea y se normalice la función intestinal, la dieta se ampliará  con papillas de harinas finas, hechas con agua y sal (por 2 o 3 días). Más adelante pueden agregarse huevos, tortillas blandas, picadillos de pollo cocido, pescado hervido, carne de ternera, tapioca, sémola, arroz muy cocido, pan seco y bizcochos.