no te marees

Remedios caseros para los mareos

Last updated:

«El viajar es un agrado que nos puede suceder» ¿Te acuerdas de esta canción de los payasos de la tele? Y es que el viajar es un agrado siempre que no te marees y se convierta en un trámite infernal para conseguir un objetivo muy quieredo. Pero para todo hay remedio (casero) así que echa un vistazo a los nuestros y ¡no te marees!

Los mareos conocidos también como vahídos,  vértigos, aturdimiento o pérdida del equilibrio son un malestar relativamente común.

Muchas personas describen al mareo como una impresión que todo se mueve incesantemente a su alrededor o de estar girando.

Esta sensación puede llegar a causar vómitos y zumbidos en los oídos. Los mareos, pueden tener diferentes causas, siendo las máscomunes las siguientes:

  • Fatiga o ansiedad
  • Presión muy alta o muy baja
  • Falta de alimento
  • Problema en los conductos del oído interno (laberinto)
  • Excesos en el consumo de etanol y en el aspirar
  • Hiperventilación
  • Alergias
  • Retención de líquidos
  • Desequilibrio de insulina
  • Hipotensión de asana (mareo momentáneo después de levantarse súbitamente luego de haber estado sentado o acostado)
  • Medicamentos como los antihistamínicos, calmantes para el dolor y las pastillas para dormir
  • El monóxido de carbono que emiten los automóviles

Remedios caseros antimareos:

  • El jengibre es el remedio casero antimareos por excelencia.

El jengibre es un remedio muy eficaz contra las náuseas, pues tiene propiedades antieméticas, además de ser antiinflamatorio antibacteriano. De hecho también se utiliza para paliar las náuseas en tratamientos con quimioterapia. y para evitar los vómitos producidos por la anestesia en intervenciones quirúrgicas.

El jengibre ha sido utilizado como remedio natural en algunas culturas desde hace cientos de años (de hecho los romanos ya lo utilizaban) y es uno de los elementos fundamentales de la medicina tradicional china.

¿Qué necesitamos? Una pieza pequeña de jengibre fresco (lo venden en cualquier frutería). Media taza de agua.

¿Cómo lo preparamos? Cortamos unos 2 cm. de la pieza de jengibre en rodajas finitas, y le quitamos la piel. Las ponemos en una taza, y añadimos el agua hirviendo, para hacer una infusión concentrada. La dejamos enfriar, y se puede endulzar con miel o con azúcar, según el gusto. Le daremos esta infusión al niño media hora antes de montar en el coche.

Consejo: Te recomendamos hacer la infusión concentrada utilizando poca cantidad de agua (menos de media taza), porque los niños tienen el estómago pequeño, y no deberían tomar líquido en exceso antes de viajar. Si administramos mucho líquido, podemos conseguir el efecto contrario.

  • Remedio de pimienta de cayena: Verter una pizca de pimienta de cayena en un vaso de agua atemperado. Se debe beber a sorbos. La pimienta bombea más sangre y oxígeno al cerebro, lo cual eliminará los mareos.
  • Remedio de jugo de manzana asada:  Cocinar una manzana hasta que esté blanda y luego extraer su jugo. Luego se toma una cucharadita de este jugo cada hora.
  • Tisana de anís:

Son varios los beneficios del anís, una planta muy utilizada desde la Edad Media en una buena variedad de remedios caseros, principalmente por una cuestión básica: resulta ideal a la hora de tratar varios trastornos del sistema digestivo, e incluso es buena como expectorante.

La infusión de anís, precisamente por las virtudes que encontramos en ella, puede ser útil a la hora de aliviar molestias estomacales (sobretodo cuando tenemos muchos gases o digestiones pesadas) y, como en el caso que nos ocupa, para los mareos.

En lo que se refiere a la hora de tomarla, puede ser recomendada justo después de cada comida hasta que remitan los síntomas, o bien cuando éstos aparezcan.

Para preparar la tisana requiereremos media cucharadita de semillas de aní y una taza de agua.

Pasos para elaborar la infusión de anís

1. Añade el agua en un cazo y llévalo a ebullición.

2. Cuando comience a hervir, añade el anís.

3. Apaga el fuego y tapa el recipiente.

4. Déjalo reposar 10 minutos y filtra.

  • Automasame antimareo:  Nos puede ser muy útil pellizcar o dar masajes circulares con los dedos en el área entre las cejas ya que, según la tradición de algunos países, es un remedio antiguo para combatir los mareos.
  • Remedio para los mareos no relacionados con los viajes:  Concentrar la vista en un objeto estacionario (como un cuadro en la pared) para recuperar el equilibrio o permanecer acostado en calma con los ojos cerrados
  • Vinagre antimareo: Frotar la nariz y las sienes con vinagre.
  • Menta y azúcar: Triturar varias hojas de menta y mezclar con 1 cucharadita de azúcar.  Comer tan pronto se sienta el mareo.
  • Infusión de cardo mariano: Verter en un litro de agua que esté hirviendo 5 g de hojas desecadas de cardo mariano y otros 5 g de sus semillas.  Tapar y dejar reposar por 5 minutos. Filtrar y endulzar. Beber una taza antesde realizar un viaje si se sufre de mareos causados por movimiento
  • Aroma de manzanilla, jengibre y piperita: Verter 10 gotas de aceite de manzanilla, 10 gotas de aceite de jengibre y 10 gotas de aceite de menta piperita en una botella pequeña de vidrio con tapa de cerrado hermético y mezclar. Inhalar esta preparación directamente de la botella.  Este remedio es muy eficaz en los mareos producidos por movimiento.  Se recomienda inhalar al menos una hora antes de iniciar un viaje por el mar
  • Flores de espino:  Realizar una infusión de las flores de espino blanco, a razón de 20 gr. por litro de agua: dos o tres tazas al día. Este remedio tambiién resulta eficaz en caso de vértigos, zumbidos de los oídos y nerviosismo)
  • Aromaterapia con sándalo: Oler el aceite o el incienso de sándalo.
  • Infusión de matricaria: Hervir por 5 minutos 1 cucharada de hojas de matricaria y otra de hojas de menta en una taza de agua.  Tapar y dejar en infusión. Colar y tomar 2 veces al día. También se puede masticar hojas de matricaria frescas, previamente lavadas, inmediatamente se sienta  el mareo.
  • Infusión de galangalavado: Verter en una taza de agua un pedazo de raíz de galangalavado y cortado.  Hervir durante 5 minutos y dejar en reposo durante 10 minutos Colar y  sorber lentamente una taza.  Este remedio es recomendado especialmente para los mareos de los viajes.