melitoto para tonificar la circulación

Melitoto reactivarte de la circulación

Last updated:

La pesadez de las piernas, calambres, picores, hinchazón… todos los signos que pueden ser aliviados gracias a las propiedades del melitoto para tonificar la circulación.

El meliloto, flamado también trébol real o trébol de olor, es una hierba bienal que pertenece a la familia de las leguminosas y que mide entre 40 cm y más de 1 metro de altura.

Su tallo es erecto y las hojas trifoliadas, con los folíolos lanceolados u oblongos y dentados. En cuanto a sus flores, éstas son amarillas, muy pequeñas, agrupadas en racimos alargados. El fruto es una pequeña vaina ovoidea.apiculado, de unos 3 mm, marcado por nervios transversales.

Se encuentra en casi toda Europa, salvo en el extremo sur. Crece en los bordes de caminos, en prados y, generalmente, en suelos arcillosos y salinos.Cuando estáseca, despide un aroma muy agradable.

Se utiliza la sumidad florida y su recolección se realiza cuando la planta ha desarrollado totalmente las flores, a partir del mes de mayo. Se han de desecar lo más rápidamente posible, a la sombra y, una vez seca y troceada, se guarda en tarros bien cerrados al abrigo de la luz.

Propiedades tradicionales del melitoto

Del melitoto se usa la parte aérea, o sea hojas, tallo y flores los cuales son ricos en vitamina C y en cantidad relevante, cumarina, taninos, saponinas y melilotina.

Además, contiene flavonoides, por lo cual su principal virtud consiste en tonificar la circulación sanguínea y activar el sistema linfático.

En otras palabras, el meliloto aumenta el flujo venoso, recomendablea la microcirculación y disminuye la permeabilidad capilar. En este sentido, da muy buenos experiencias como remedio natural para aliviar los trastornos asociados a la insuficiencia venosa crónica, como dolores y sensación de pesadez en las piernas, calambres nocturnos en las pantorrillas, picores e hinchazones.

El meliloto, también, está indicado para tratar el dolor, el picor y la inflamación de las hemorroides. Igualmente, tiene un ligero efecto anticoagulante, por lo que disminuye la viscosidad de la sangre, previniendo, las várices y la trombosis venosa profunda.

Se emplea con eficacia en las afecciones urinarias con formación de pus, en los casos en que haya que activar la diuresis (orina), en los estados de ansiedad e insomnio, en las toses rebeldes.

De forma externa, el meliloto tiene una acción antiinflamatoria y acelera la cicatrización y la regeneración de los tejidos. Su uso es eficaz para aliviar contusiones o golpes, torceduras y hematomas superficiales.

Recetas tradicionales con melitoto

Para las hemorroides: Poner en maceración durante diez días 20 g de flores desmenuzadas trituradas en 80 g de etanol de 60″. Tomar de diez a quince gotas dos veces al día en una tisana o algo de agua.

Otros remedios con hemorroides

Para la ansiedad: Reducir a polvo cierta cantidad de flores secas de meliloto. Tomar de media a una cucharadita de polvo de dos a tres veces al día, en obleas o mezclado con miel o mermelada.

Para la conjuntivitis: Verter 30 gr de sumidades secas en un litro de agua que esté hirviendo. Lavar los ojos por la mañana y por la noche varias veces al día. Se puede reducir la dosis a la mitad y añadir una cucharada de eufrasia.

Para el insomnio: Verter 2 cucharaditas de planta seca en 1 taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Tomar 2 o 3 tazas al día siendo la última antes de acostarse y para los niños usar la mitad de la dosis.

Para activar la circulación: Verter 20 gr de flores en 80 gr de etanol de 60°. Macerar durante 9 días. Tomar 15 gotas dos veces al día en algo de agua

Melitoto y espino: Mezclar, a partes iguales, espino blanco, castaño de India y meliloto. Extraer, de esta mezcla, 1 cucharada y colocar en 1 taza de agua que esté hirviendo. Beber 3 tazas diarias.

Para pies cansados: Hervir un manojo de las siguientes hierbas: Espino blanco,, castaño de india, y meliloto en 2 litros de agua durante 10 minutos . Pasado ese tiempo, retirar del fuego y refrescar. Utilizar esta infusión para un baño de pies por 15 minutos.

Para las articulaciones inflamadas: Hervir las flores de meliloto en un poco de leche, filtrar y aplicar directamente sobre la zona afectada.

Para contusiones o golpes: Hervir 2 cucharadas de meliloto troceado en 1 taza de agua por 5 minutos. Dejar reposar hasta que se enfríe y aplicar, mediante compresas, sobre la zona afectada.

Para las varices: Verter en una taza de agua hirviendo una o dos cucharaditas de la planta. Dejar reposar 15 minutos y colar. Tomar de dos a tres tazas al día, preferiblemente después de las comidas. Esta misma infusión se puede aplicar externamente, en forma de baños y compresas.

Precauciones

Por precaución no se recomienda su uso en embarazo, lactancia ni en niños menores de 12 años. En caso de insuficiencia hepática, antes de usarlo, se ha de consultar con el especialista.

No se aconseja hacer tratamientos que excedan los tres meses de duración.

Pudiera interactuar de forma adversa con medicamentos como los anticoagulantes, el ácido acetilsalícilico y los fármacos para el corazón.